PAC, PLATAFORMA DE ARTE CONTEMPORANEO

--------------------------------------------------------------------------

Entrevista a Ángel Masip

BY  • 28 MAYO, 2015 • ARTIST INTERVIEWSENTREVISTAS • COMMENTS (0) • 1001

 

Ángel Masip (Alicante, 1977). Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid (2002). Su trabajo se argumenta en una consistente base de pensamiento. Ha sido premiado, becado, e invitado a residencias, en numerosas ocasiones, por prestigiosos centros españoles y extranjeros. De nuevo en Alicante, sigue elaborando su discurso, pero aquí parece no haber encontrado el eco necesario o aquellos instrumentos que precisa la práctica artística contemporánea.

Ángel Masip

PAC- Has afirmado que tu principal proyecto es marcharte del país en cuanto tengas oportunidad. ¿Cómo ves, desde tu perspectiva, al Sistema del Arte en este país?

A.M.- Regresé a Alicante en 2007 porque necesitaba un taller amplio en el que desarrollar varios proyectos que entonces tenía entre manos. Aquí, en ese sentido, todo fue más fácil. Desde que vivo en Alicante he disfrutado de varias estancias en Italia, Bélgica, etc. y mi actividad creo que ha sido bastante dinámica, desde luego no tanto en la provincia.

La actual crisis (de valores) está acabando con el potencial cultural de este país, lo cual, en un futuro, tampoco importará demasiado dentro del imaginario colectivo. En cambio, en términos sociales, podríamos decir que se trata de una especie de pirámide y lo uno repercute sobre todo lo demás, así que está claro que nuestro modo de vida se verá afectado.

PAC- Defensor del asociacionismo profesional, de que se estableciera un código deontológico en la práctica artística, de que se impusieran las Buenas Prácticas ¿desengañado con el individualismo que parece que impera en el colectivo?

A.M.- No soy un defensor del asociacionismo. Es más, siempre he creído en el potencial individual para iniciar un cambio. Ante la actual situación de vulnerabilidad del sector y los continuos abusos que sufrimos por las instituciones y algunos otros agentes culturales, el único remedio es asociarse, para que las reivindicaciones tengan más peso.

Desengañado con el individualismo local, sin duda. La postura del artista local, frente a los reiterados abusos, es muy frágil. A pesar de que la situación ha empeorado considerablemente en los últimos tiempos debido a injerencias, abusos y malas prácticas, parece instaurada la idea de que haya que mirar para otro lado. El formar parte de la Asociación de Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón confirma que somos muchos los que luchamos por construir un contexto social y cultural mejor, más sensato, más profesional, edificado a través de las Buenas Prácticas y la sostenibilidad.

 

 

PAC- Políticas culturales, arte público, público para el arte…

A.M.- Resulta muy llamativo que el acontecimiento artístico más importante a nivel nacional sea una feria de mercadeo artístico. Esto nos demuestra que entendemos arte y cultura en términos de mercado y espectáculo, más que como investigación y fuente de conocimiento.

PAC- Amiguismo, nepotismo, privilegio, privanza…

A.M.- ¿Qué quieres que te diga? Es muy triste ver como todos los enchufados que están a la cabeza de las instituciones y espacios culturales (tanto públicos como privados), bloquean propuestas experimentales en aras de políticas culturales regresivas relacionadas con el ocio y el populismo. Eso sí, todos te van a decir que han conseguido su puesto por méritos propios. El caso es que su actuación al frente de los mismos los delata.

En la mayoría de los casos, no hay una “mala voluntad”, pero como la capacidad de estos representantes es muy limitada (por eso han recurrido al amiguismo para conseguir un puesto de poder), se vuelven dictadores y acaban bloqueando las demás opciones. Entre ellas, las propuestas más punteras, las cuales extralimitan su entendimiento.

El español se toma muy mal las críticas; en lugar de generar reflexión, provocan odio y rechazo. Esta respuesta suele tener cierta relación con el nivel cultural, que cada cual saque sus propias conclusiones sobre su propio contexto.

PAC- Tu trabajo cultiva la delimitación, los límites, la percepción: el arte como fuente de conocimiento ¿el arte nos ayuda a comprender?

A.M.- El arte ayuda a comprender la naturaleza del ser humano porque se establece como una reflexión sobre nosotros mismos. En base a este conocimiento sobre el propio individuo se supone que nos ayuda a ser mejores, a tener mayor capacidad crítica, a ampliar nuestros horizontes y a mirar más allá de nuestra individualidad.

Los códigos del arte no son estáticos ni unidireccionales. Este es el gran hándicap que encuentra la sociedad al establecer relación con las prácticas artísticas. El mercado ha vendido que el objeto artístico tiene que epatar la fascinación, y nada más lejos de la realidad.

PAC- ¿Qué es para ti el producto artístico?

A.M.- No es más que un medio a través del que se materializa una voluntad o reflexión. Por esto, en sí mismo carece de valor. Es muy necesario que en la sociedad actual cale de una vez por todas que el virtuosismo y la estética, por sí mismos, no entrañan valor artístico alguno, estos vendrían a tener su equivalencia en la verborrea.

 

 

PAC- Es necesario el escaparate, el mercado, ¿cómo sobrellevas a esta presión que se ejerce sobre los artistas?

A.M.- Pues mal, y creo que todo ello es lo que acaba convirtiendo al arte en una estupidez. Es muy poco ético que el mercado acabe sometiendo al artista a entrar en un círculo productivo, que tan solo conlleva el agotamiento de la fuente esencial del arte, que es la reflexión. Vivimos obsesionados con la figura del creador total; en este sentido, el mito de Picasso ha hecho mucho daño, y deberíamos caer en la cuenta de que se trata de modelos distorsionados deliberadamente por el mercado.

En mi opinión, lo que caracteriza a aquel que reflexiona sobre conceptos artísticos es precisamente que nunca llega a ninguna parte, que siempre acaba perdido en su búsqueda y fracasando estrepitosamente sin miedo en el intento. Por lo tanto, para mí, el tener éxito en la vida al nivel que los demás esperan es un asunto muy relativo.

PAC- En muchos de tus trabajos, parece que la obra no quiere decir nada que el lenguaje sea capaz de transmitir. En muchos casos, parece que realices lo contrario de lo que deseas representar. Por ejemplo tus paisajes: cuestionados, negados, ambiguos. Múltiples capas de la imagen ¿Incapacidad, inseguridad?, ¿tanto ha influido en tus reflexiones el principio de incertidumbre de Heisenberg?

A.M.- Todas las ideas ya están escritas, tan solo cambian los puntos de vista, los focos. En términos artísticos, estamos acostumbrados a que el objeto artístico “nos diga”, pero -en la era posmoderna-, hace mucho que esto dejó de tener vigencia. El objeto artístico ha pasado a ser un vehículo que nos desvela ciertos indicios para que podamos experimentar por nosotros mismos una reflexión personal. La experiencia artística tan solo vendría a ser un modo de evocar la reflexión del individuo, más que la fascinación por la mera contemplación.

PAC- ¿Cómo visualizas tu futuro?

A.M.- Intento no pensar en mi futuro. Nos hace esclavos de nosotros mismos, del mundo que hemos construido. La incertidumbre da miedo, y el miedo esclaviza.